Tu Tiempo con el Número Uno. 31 Marzo, Ese vaso está mal lavado.

2 Timoteo 2:21 NVI

Si alguien se mantiene limpio, llegará a ser un vaso noble, *santificado, útil para el Señor y preparado para toda obra buena.

Cuando vamos a un restaurante y vemos que nos pasan un vaso medio lloroso, o medio opaco, decimos a la señorita que atiende el lugar, Señorita por favor me cambia esta vaso?… y en nuestro escrúpulo, nos damos cuenta de que no nos gustan los vasos sucios para tomar alguna de las bebidas que nos puedan servir.

Así mismo, cuando Dios nos ve, sabe que estamos llorosos, opacos, mal lavados, de pronto con residuos de lo que las experiencias de la vida nos han dado y han ensuciado nuestro vaso….

La verdad es que ese vaso que somos nosotros, necesita ser lavado por la palabra De Dios, por su amor, por su perdón y su verdad….. por eso, otro mes que termina es otra oportunidad para empezar de nuevo, para lavar no solo el vaso sino toda la loza de nuestro corazón y dejarnos preparados para que Dios los use y para toda buena obra.

Vamos a orar.

Señor, gracias por este mes que termina, por darme una nueva oportunidad de lavar y limpiar mi vida para comenzar de nuevo a tu lado…gracias por tu perdón, me arrepiento de estar ta lejos de ti y te pido que me lleves de tu mano, que me guíes y me des dirección para vivir tu plan para mi vida. en el nombre de Jesús. Amen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.